Archivo de julio 2013

Utilización de las Reservas Internacionales Netas (RIN)

 

La única solución para disminuir el alto nivel de desempleo y el bajo crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB) que adolece Honduras es generando una inversión masiva en infraestructura productiva.

Esta inversión, por su monto y naturaleza, solo la podría efectuar el Estado, tal como lo dicta el modelo keynesiano.

Si bien es cierto que el nivel de endeudamiento de Honduras alcanza ya los límites máximos establecidos para una economía en desarrollo, existe la posibilidad de financiar  esta inversión en infraestructura productiva sin necesidad de endeudarse, lo que permitiría restablecer la economía del país.

Esto mediante la utilización de nuestros  fondos propios, es decir las Reservas Internacionales Netas (R.I.N.), las cuales totalizaban $ 2,850.8 millones al 11 de Julio 2013.

¿Que inversiones podríamos realizar utilizando $ 500 millones de nuestras reservas?

1-  Represa el Tablón: $ 130 millones

2-      Fondos  a Banhprovi para financiar proyectos de construcción de vivienda y sector industrial: $ 120 millones

3-      Continuación de los proyectos de la Iniciativa de la Cuenta del Milenio en lo referente a infraestructura y apoyo a la agricultura: $ 100 millones. Se debe enfatizar que serian los proyectos ya identificados por  la Cuenta del Milenio de USA. Vale mencionar que este ha sido el proyecto que  mas beneficio le ha dejado al país, junto con los proyectos de la cooperación japonesa.

4-      Drenaje de ríos, protección de bordos y laderas: $ 50 millones

5-      Construcción de sistemas de riego: $ 80 millones.

6-      Construcción del centro penal de  San Pedro Sula: $ 20 millones.

Beneficios de esta inversión:

1-      La realización en forma conjunta de todos los proyectos generaría un incremento del PIB superior al 3%

2-      Al tener respaldo productivo, la conversión de los $ 500 millones en Lempiras no seria emisión inorgánica de dinero, y no tendría mayor incidencia en los niveles de inflación.

3-      Es sumamente barata, ya que su costo oscilaría entre 1.5 y 2.5%,  que serian los intereses dejados de recibir por tener ese monto en el exterior.

4-      Disponibilidad inmediata, nada de estudios ni otras condiciones.

5-      Los beneficios en inversión y generación de empleo cubrirían todas las regiones del país

6-      La totalidad de la inversión seria en formación bruta de capital fijo, el tipo de inversión que fortalece la economía del país.

Lo que se debería procurar es que la realización de estos proyectos tengan una supervisión internacional, tal como lo practicara la Iniciativa de la Cuenta del Milenio de USA, producto de la cual se alcanzaron con éxito todos sus objetivos.

Caso contrario, seria otro festín para los políticos de turno y el hundimiento definitivo de la economía hondureña.

 

¿ Pacto Fiscal?

 

Nota de Autor: En Honduras los temas importantes se mantienen en la palestra publica un determinado periodo de tiempo, luego se retiran y años  después  se retoman, según sea el interés de los gobiernos.

Uno de estos temas  es el  Pacto Fiscal, que varios sectores gubernamentales y privados  están  retomando actualmente, luego de mas de 10 años de tira y encoge. Prueba de lo anterior es la propuesta detallada abajo, planteada en el año 2003.

Igualmente llama la atención  que en la recién aprobada  legislación de las Zonas Especiales de Desarrollo ( tercera mutación de las Ciudades Modelos) se aprobó que la tasa impositiva del Impuesto Sobre la Renta en dichas zonas sera del 16%, por considerar que esa tasa atraerá a los inversionistas a dichas zonas.   

Nos preguntamos: si dicha tasa es buena para el desarrollo de  las ZED, ¿porque no aplicarla en Honduras?. Esperaremos la respuesta.

Pacto Fiscal

“Los acuerdos que las sociedades alcanzan en temas fiscales tienen éxito cuando se persigue un objetivo común y las partes involucradas confían en que cada una de ellas cumplirá,  por necesidad, voluntad o conveniencia, el compromiso acordado en el pacto.

Uno de los mejores ejemplos de cómo funcionan los pactos fiscales son los Países Nórdicos,Canadá e Inglaterra,  donde sus habitantes paga un elevado porcentaje de impuestos, pero saben que  el Estado, en retorno, les garantiza salud, educación, vivienda y un retiro digno para la vejez.

Los suecos han ido más allá,  y  los beneficios que reciben de sus explotaciones petroleras en el Mar del Norte, decidieron compartirlos con las naciones mas necesitadas del planeta. Al igual que los japoneses, optaron por realizar  las obras, ya que saben que si entregan el dinero, este desaparece, sin resultados concretos.

En  Hong Kong, mediante   un pacto fiscal se decidió no cobrar  impuesto sobre la renta a las personas naturales y jurídicas.

 A propósito de tasas impositivas, aproximadamente 10 años atrás, en un estudio realizado por economistas del Banco Mundial, se encontró que en los países en desarrollo se recaudan mayores cantidades por concepto de impuestos, en términos absolutos, cuando las tasas impositivas son menores. Se logro determinar que la tasa de indiferencia para el pago de estos, es el 15% y el porcentaje con el cual la gente y las empresas se sienten mas conformes es el 10%

En Honduras, antes de iniciar las pláticas para definir los objetivos del pacto fiscal, se deberá realizar un enorme trabajo de concientización, en lo referente al cobro y uso de los impuestos.

Otro tema importante a considerar dentro del pacto fiscal hondureño podría ser la implementación de una amnistía tributaria, a efectos de atraer recursos al país, especialmente aquellos que los hondureños mantienen en el extranjero.

Según lo declarado por conocedores del tema, dichos recursos oscilan  entre 3,000  y  10,000 millones de dólares, cantidad suficiente para pagar la deuda externa de Honduras y con el vuelto impulsar proyectos de desarrollo en Honduras

¿Porque no incentivar a los dueños de dichos recursos, a traerlos al país, bien prestándolos al Estado, para el pago de la deuda externa o como inversión en proyectos que tengan una rentabilidad atractiva?

Claro que esto no es fácil, porque supone una cantidad de sacrificios para el gobierno, el cual tendría que eficientar su manejo, reducir la corrupción y garantizar el andamiaje jurídico, pero los resultados serian altamente beneficiosos para Honduras y sus habitantes, ya que el desarrollo del país estaría en mano de sus propios  ciudadanos.

¿No creen que que vale la pena intentarlo, a efectos de poder salvar este hermoso país, digno de mejor suerte que la actual?”.

Despilfarro y Desperdicio

 

Nota de Autor: En al año 2006 escribí para Diario Tiempo el articulo detallado abajo. A la fecha, Julio 2013, los niveles de pobreza y desigualdad económica y  social se han incrementado, los indices de vulnerabilidad ambiental son de los mayores del mundo,  los presupuestos de la Administración Central del Gobierno alcanzan  niveles insostenibles, y  el consumo es el mayor impulsor de la economía,  según se deduce de la integración del PIB.

Pareciera que en Honduras a nadie le importa controlar el despilfarro y que desperdiciar el tiempo no es motivo de preocupación en la sociedad  actual.

Despilfarro

“Dice un antiguo refrán: “El despilfarro es la ruina de las familias”. También de los Estados.

En Honduras, país con índices de pobreza impresionantes, es alarmante la forma en que despilfarramos nuestros recursos.

Nuestro comportamiento personal es la mejor muestra de tal aseveración: gastamos hasta lo que no tenemos , con tal  de satisfacer necesidades ficticias, como tener el celular mas nuevo, el televisor mas caro, la ropa de marca, la computadora mas rápida, etc., etc.

El comportamiento del Estado no se queda atrás: si medimos todo lo gastado en seguridad, educación, salud, modernización del estado, mejoramiento del sistema judicial, infraestructura,  combate a la corrupción,  elaboración de  estudios de toda naturaleza, competitividad, promoción de exportaciones, etc., contra el mejoramiento en nuestra  calidad de vida,  entenderemos el tremendo despilfarro de recursos a lo largo de los años.

También estamos despilfarrando nuestros mejores activos, aquellos que nos dan una ventaja competitiva sobre los demás países del área, como ser:

1-  Ubicación: geográficamente estamos ubicados en una posición envidiable, con costas en el caribe y el pacifico, a dos horas en avión del mercado con mayor poder adquisitivo del mundo. Esta ventaja geográfica nos permitiría ser el mayor centro de acopio y distribución  de bienes en toda el área centroamericana, sin embargo nada hacemos al respecto, y le estamos dejando el negocio a nuestros vecinos.

2-  Agua: tenemos agua para hacer fértil un desierto, así como para generar energía eléctrica suficiente  para cubrir nuestras necesidades y exportar los excedentes.  A la fecha, solo algunos inversionistas en el  rubro textil y cultivo de tilapia han aprovechado este recurso. La mayor parte del agua  de nuestros ríos se pierde, desembocando en el mar sin  beneficio para nadie. Es tiempo ya de utilizar eficientemente este recurso, mediante la construcción de represas de doble propósito, riego y generación eléctrica, a efectos que  nuestro país pueda desarrollar todo su   potencial agrícola.

3-  Belleza natural: pese a todo el daño que le hemos ocasionado, Honduras continua siendo un  país de  enorme belleza natural, con un clima benigno, que bien pudiera servir para atraer a personas retiradas, que buscan vivir en climas como el nuestro, o bien  familias que desean tener  una segunda casa como inversión o placer. Costa Rica ha sido un ejemplo de esto y  nuestra topografía no tiene nada que envidiar a la de  nuestro vecino centroamericano.

Gobernantes como gobernados hagamos un examen de conciencia, formemos un  frente común contra el despilfarro, a efectos que podamos utilizar nuestros  recursos  eficientemente.

Los ganadores seremos todos, al mejorar nuestra calidad de vida”.