Ciudades Modelo- ¿ Salvación de Honduras?

Ciudades Modelos- ¿Salvación de Honduras? 

Sus actuales gobernantes aseveran que  para lograr el desarrollo económico de Honduras es necesario el establecimiento de un sistema de concesiónamientos territoriales, basados en la propuesta  académica del economista Paúl Romer, denominada  Charter Cities.

Conviene mencionar que una de las debilidades del modelo propuesto por Romer, es la dificultad de encontrar  un estado dispuesto a conceder tal nivel de  autonomía  en  una zona de su  territorio. Previo a Honduras, se intento establecer este modelo en Madagascar, lo que provoco una revuelta popular que concluyo en un cambio de gobierno. Estos son los dos países en el mundo donde se ha experimentado con dicho modelo.

Luego de una intensa campaña publicitaria, en la cual  presentaban a Hong Kong, Singapore e  inclusive Silicon Valley, como ejemplo de   Charter Cities, el Congreso hondureño  promulgo una ley estableciendo las mismas, ley que fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.

Tal  declaratoria, entre  otras, provoco que el Congreso Nacional destituyera de sus cargos a cuatro Magistrados  de la Corte Suprema de Justicia integrantes de la Sala Constitucional, modificara la ley en lo referente a los artículos contrarios a la Constitución y  aprobara el día de ayer, 23 de Enero del 2013, una nueva propuesta, que contempla la creación de al menos 12 regimenes especiales.

Independiente  al tema legal y del resultado  que se obtenga con dicha ley, resulta interesante resaltar  dos de las razones esgrimidas para implementar este esquema económico, como ser:

1-      El reconocimiento de  los actuales gobernantes, que los gobiernos hondureños no han cumplido con su función de crear bienestar para sus ciudadanos.

2-      La necesidad de implementar en el país las mejoras prácticas o leyes existentes en la actualidad, a efectos de poder tener una economía competitiva a nivel mundial y así mejorar el nivel de vida de los hondureños.

Nos preguntamos:

¿Porque limitar el acceso a esas mejores practicas o leyes a una zona especial, en lugar de implementarlas  en  el Estado hondureño?

Si los hondureños hemos sido los afectados en nuestra calidad de vida por carecer de estas mejores prácticas o leyes, justo es que se nos retribuya con su pronta implementación.

Confiemos que nuestros gobernantes tengan presente, a partir de hoy,  la máxima que dice: “vale mas el bienestar de muchos, que la prosperidad de pocos”

Raúl Reina Cleaves

Enero 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.