Fracaso de la política fiscal del Gobierno Hondureño periodo 2010-2014.

La política fiscal es una rama de la política económica que configura el presupuesto del Estado, y sus componentes, el gasto público y los impuestos como variables de control para asegurar y mantener la estabilidad económica, amortiguando las variaciones de los ciclos económicos y contribuyendo a mantener una economía creciente, de pleno empleo y sin inflación alta.

Sus objetivos finales son:

Acelerar el crecimiento económico.

Plena ocupación de todos los recursos productivos de la sociedad, tanto humanos, como materiales y capitales.

Plena estabilidad de los precios, entendida como los índices generales de precios no sufran elevaciones o disminuciones importantes.

Existen 2 tipos de política fiscal:

Política fiscal expansionista: Se presenta cuando se toman medidas que generen aumento en el gasto público o reducción de los impuestos

Política fiscal contractiva: Se presenta cuando se toman decisiones para tener un gasto público gubernamental reducido, o aumentar los impuestos, o a una combinación de ambas.

En Honduras, al analizar el aumento en los presupuestos de la administración central y los niveles de endeudamiento, se podría deducir que la política fiscal ha sido de tipo expansionista:

 Presupuesto Administración Central:    Millones de Lempiras                                      Lps  68,000 (2010)  –   Lps 90,000 (2013) – Fuente: La Gaceta.

Deuda Interna (Millones Lempiras):                                                                                  Lps 22,988. (2009) – Lps 58,369   (Mayo 2013) Incremento un total de    Lps 35, 381 millones en 4 años  Fuente: B.C.H 

*Deuda Externa (Millones USA $): $ 2, 263.1 (2009) –  $ 4,083.1 (Mayo 2013) –  Fuente: BCH

* Incremento un total $ 1,820 millones en 4 años, equivalentes a  Lps 36,400 millones al cambio promedio de Lps 20 /1 USA$ 

Es decir, que este gobierno se endeudo en Lps 71, 781 millones de lempiras, equivalentes a un 19.94%  del P.I.B. 2012 a precios corrientes ( Lps 71,781/ Lps 360,000),  un 5 % anual promedio en los 4 años de gobierno.

Comparando  los objetivos finales de la política fiscal contra los resultados obtenidos en crecimiento  del P.I.B.,  generación del empleo y la estabilidad de precios, podemos afirmar que la política fiscal implementada en el gobierno durante el periodo 2010- 2014  es un fracaso.

 Para los académicos queda analizar el porque de dicho fracaso, partiendo de la base que la deuda si existe  y la economía no registra el impacto positivo de  dicha deuda en los indicadores económicos del país, tal  como debería ser según indica la teoría.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario