Propuesta para mejorar la calidad de vida de los hondureños .

PRESUPUESTOS ADMINISTRACION CENTRAL AL 2014rev2

El coeficiente Gini  representa el nivel de distribución de ingresos, donde el 0 es que los ingresos y el consumo están distribuidos equitativamente entre toda la población (sociedad igualitaria), mientras el 1 representaría una situación hipotética en la cual sólo una persona posee toda la riqueza (sociedad inicua).

El coeficiente de Gini se limita a dar una imagen de cómo está distribuida la riqueza en una sociedad, poco importa que sea esta sociedad feudal, capitalista o socialista, que sea una sociedad rica o sea pobre; lo que mide es cuán equitativa o inequitativamente está distribuida la riqueza en una sociedad.

Por lo general, se emplea el nivel de ingresos para medir la inequidad.

De acuerdo con Naciones Unidas un coeficiente de Gini superior a 0,40 es alarmante, ya que esto indica una realidad de polarización entre ricos y pobres, siendo caldo de cultivo para el antagonismo entre las distintas clases sociales pudiendo llevar a un descontento o agitación social.

En Honduras,  el coeficiente Gini alcanzo un valor de 0.580 en el año 2011, según indica el INDH HONDURAS de las Naciones Unidas

Fuente: Wikipedia

Es  indiscutible que   la desigualdad de ingresos se ha incrementado en los últimos años, teniendo un efecto negativo en el desarrollo económico de  la mayoría de países del mundo, con el consecuente deterioro en la calidad de vida de sus habitantes.

Para conocer las causas de dicha desigualdad, es imprescindible recurrir a la historia como herramienta de análisis. En Honduras, ciertos sectores ,debido a su participación en la creación de los problemas económicos que nos afligen, pretenden desconocer la importancia de la historia para la resolución de los mismos.. Grave error. Se les  identifica por pregonar el estribillo » no veamos atrás, lo importante es  resolver».

El tamaño y grado de complejidad de la economía hondureña, facilita detectar dos (2) factores predominantes en la generación de esta desigualdad y consecuente deterioro en la calidad de vida, que  son:

1- El despilfarro, incompetencia y corrupción imperante en el manejo de la cosa publica   ( presupuestos de la nación) durante las ultimas tres (3) décadas. Para tener una idea , basta mencionar que los presupuestos aprobados a la Administración Central  durante el periodo 1988- 2014 totalizan Lps 911,228,942,503.00, detalle inserto arriba.

2- El porcentaje  de crecimiento poblacional. Al 2014 hemos sobrepasado los  8,200,000 de habitantes.

 Creemos que esta  situación se podría revertir  implementando la siguiente propuesta:

 » Que por ley , todo funcionario publico que reciba sueldo de parte del Estado ( sean Presidente de la República, Magistrados, Alcaldes, Diputados, Secretarios de Estado, etc.) y sus familiares cercanos ( hijos y padres) estén obligados a utilizar, durante el periodo que desempeñen el cargo y por igual periodo una vez que terminen sus funciones :

1- Los servicio de salud publica o del I.H.S.S

2- La educación publica ( escolar, colegial y universitaria)

3- El  transporte publico

 4- La seguridad publica para el resguardo de sus vidas y bienes.

Esto generaría una mejora inmediata en la calidad de  dichos servicios, creándose un circulo virtuoso que beneficiaria a todos y cada uno de los hondureños.

¿ Cree Usted que valdría la pena probar si funciona la propuesta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.