Nada refleja mejor la falta de visión y desinterés de los distintos Gobiernos hondureños  en la mejora del bienestar común, que la forma en la cual  abordan el tema agrícola.

Todos han gastado enormes cantidades de recursos en campañas publicitarias, en otorgar bonos tecnológicos, semillas mejoradas, bolsas de fertilizantes, etc , etc. , sin embargo el país continua importando granos básicos, poniendo en precario su seguridad alimentaria.

Sencillamente, no quieren orientarse a lo básico: que los agricultores en todo el país tengan acceso a lo mas elemental para asegurar su producción: riego.

Es una vergüenza que teniendo todos los recursos como ser agua lluvia, técnicos y financiamiento proveniente de la cooperación internacional que permitirían contar con riego todo el año, nuestros agricultores en pleno siglo XXI pasen mirando al cielo, rogando a San Isidro Labrador que  envíe agua para iniciar sus cosechas.

¿ No seria mas inteligente construir sistemas de riego en toda la geografía nacional que permitan  asegurar nuestra seguridad alimentaria, que construir ciudades inteligentes?

Esperemos que alguien lo entienda, antes de que sea demasiado tarde y la hambruna azote el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.